Rincones de Lanzarote. Parte III.

Inicio  >>  Sin categoría  >>  Rincones de Lanzarote. Parte III.

Rincones de Lanzarote. Parte III.

Comienza un nuevo año lleno de posibilidades y nuevos retos pero la belleza que hay que ver en Lanzarote continúa inalterable. A lo largo de estos meses hemos ido hablándote de muchos de los bellos rincones que hay en la isla, pero aún quedan muchos lugares por mostraros.

Uno de esos lugares es el bello pueblo de Haría, al norte de Lanzarote. Este pueblo, ubicado en el Valle de las Mil Palmeras, cuenta con una belleza especial. Recorrer sus calles llenas de encanto es una maravilla para los sentidos. Además de ser la localidad más habitada del norte de la isla, es el punto de partida perfecto para disfrutar después de dos de los atractivos turísticos más importantes de la isla de Lanzarote: Los Jameos del Agua y la Cueva de los Verdes. También destaca el Volcán de la Corona, que cuenta con impresionantes caminos por los que disfrutar de una ruta de senderismo.
Otro lugar mágico, es el de la ermita de Las Nieves. Situada por encima del pueblo de Los Valles, se encuentra esta pequeña capilla que se sitúa en enclavada en lo alto del Risco de Famara, por lo que llegar allí es garantía de poder disfrutar de unas vistas estupendas. Es una construcción sencilla, pero de una gran belleza.

1024px-Lanzarote_Ermita_de_las_Nieves_R02

Otra de las ermitas que no puedes dejar de visitar en Lanzarote por lo que representa para los isleños, es la Ermita de los Dolores, patrona de la isla, y que está situada en el municipio de Tinajo.  La historia de esta ermita está fundamentada en unos hechos relacionados con las famosas erupciones volcánicas que dieron origen a lo que hoy es el Parque Nacional de Timanfaya.

Los_Dolores,_Mancha_Blanca,_Lanzarote

Durante el siglo XVIII, Lanzarote sufrió fuertes y constantes erupciones volcánicas que destruyeron y sepultaron en lava una gran parte de esta zona de la isla.

La leyenda dice que cuando un franciscano decidió organizar una procesión con la Virgen de los Dolores hasta las faldas del volcán,  la lava dejó de emanar de sus fauces. Desde entonces, muchos atribuyeron a la Virgen el milagro de haber puesto fin a las erupciones que amenazaban la zona, y en honor a ella construyeron esta Ermita. Y también en su honor, se celebra la Romería de los Dolores cada 15 de septiembre.

 

Acerca del autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *